Edición Cero

Más de cien pobladores damnificados por el pasado terremoto del sector de las Dunas recibieron apoyo y evaluación psicológica, se realizaron exámenes de salud... Intervención psicológica y de  salud preventiva a damnificados de Las Dunas

SALUD 1 OKMás de cien pobladores damnificados por el pasado terremoto del sector de las Dunas recibieron apoyo y evaluación psicológica, se realizaron exámenes de salud preventiva e inmunizaron contra la influenza durante el fin de semana, en una actividad organizada por la Secretaría Regional de Salud y que contó con la participación de estudiantes de enfermería de la Universidad de Tarapacá y el psicólogo Gustavo Yuri voluntario del Colegio de psicólogos proveniente de la Serena.

Es así como a las personas se les tomó la presión, glicemia, peso y estatura a fin de identificar posibles enfermedades y poder derivarlas a un especialista en caso de necesitar tratamiento. Al mismo tiempo, se les realizó una evaluación psicológica para identificar posibles cuadros de ansiedad, estrés, angustia o depresión.

«Como SEREMI de Salud buscamos prevenir enfermedades y conseguir el bienestar de la población, por tal motivo es que decidimos realizar este centro de apoyo psicológico y de salud preventiva en los damnificados del sector de Las Dunas, con el objetivo de brindar una atención primaria y catastrar las dificultades de salud que existen y que están presentando estas personas y que esperamos poder replicar en otros sectores y comunas de la región», señaló la Autoridad Sanitaria, Patricia Ramírez.

POBLADORES

Los más agradecidos con la actividad fueron los mismos pobladores, quienes comenzaron a llegar poco a poco a atenderse con los profesionales, siendo lo más requerido el examen preventivo y la consulta psicológica.

«Hemos estado viviendo bajo mucho estrés, perdimos nuestras casas y tratamos de retomar nuestra rutina, pero se hace complicado cuando ves que las soluciones no llegan pronto y que sigue temblando fuerte aunque ha pasado un mes ya del terremoto, uno queda con la sensación de que va a venir otro más», señaló Rosa Flores.

Similar opinión tiene Carla Quispe, quien aprovechó la oportunidad de vacunar a su nieta, realizarse el examen preventivo y atenderse con el psicólogo. «Después del terremoto uno ha dejado de preocuparse de la salud, porque siente que hay otras cosas más importantes de las que preocuparse ahora, pero sé que uno debe cuidarse para protegerse uno y cuidar a su familia, por eso aproveché la ocasión y me revisé la presión, la glicemia, todo para cuidarme».