Edición Cero

Presna Tamarugal/En una ceremonia cargada de emoción, 70 jóvenes recibieron sus armas en un acto que marca el inicio de una nueva etapa en...

CLAUDIO VILA ENTREGA ARMASPresna Tamarugal/En una ceremonia cargada de emoción, 70 jóvenes recibieron sus armas en un acto que marca el inicio de una nueva etapa en su Servicio Militar, ejercicio que realizarán hasta mayo de 2015 en la Compañía Baquedano de la 2° Brigada Acorazada ubicada en Pozo Almonte en la Provincia de El Tamarugal.

José Córdova Fariñas (20) fue uno de los seleccionados. Entre nervios evidenciaba su ansiedad tras esperar durante toda su vida el seguir los pasos militares de su padre y hermana.

“De chico siempre quise ser suboficial. Ahora queda dar lo mejor, destacar y postular a la escuela. Además estoy en una zona  que me llama pues acogió a mi padre y familia”, dijo el joven soldado tras recibir su arma de manos de su propia hermana, la subteniente de la Armada Carla Córdova (25).

VOLUNTARIOS

“Es un orgullo para nosotros que mi hermano haya ingresado de forma voluntaria y siguiendo nuestros pasos”, dijo la subteniente Córdova.

Pero no fue el único pues los 70 reclutas que ingresaron este 2014 al Fuerte Baquedano son voluntarios.

“Esto demuestra el interés de los jóvenes en realizar el servicio militar, una actitud destacable pensando en su responsabilidad resguardando a la sociedad chilena”, enfatizó el Gobernador de El Tamarugal Claudio Vila, quien encabezó la ceremonia.

De hecho la entrega de armas, es un evento crucial en el proceso del Servicio Militar, pues es representación de la confianza social depositada en ellos en cuanto a la defensa nacional, responsabilidad que año a año convoca a más de 400 interesados solo respecto de la compañía presente en El Tamarugal.

La atención juvenil por realizar el Servicio Militar  va de la mano no sólo con el entrenamiento, si no con la posibilidad de nivelar sus estudios y capacitarse con distintos cursos Sence.

En este contexto 48 de los 70 soldados están decididos a continuar y terminar su enseñanza básica y media, formaciones indispensables considerando el peso que recae sobre sus hombros protegiendo a la sociedad chilena.