Edición Cero

El Índice de Confianza Empresarial (ICE Tarapacá) de septiembre, medición tomada entre el 1 de agosto y el 2 de septiembre detectó en el... Índice de Confianza Empresarial de Tarapacá muestra optimismo en los emprendedores

Fernando RosalesEl Índice de Confianza Empresarial (ICE Tarapacá) de septiembre, medición tomada entre el 1 de agosto y el 2 de septiembre detectó en el empresariado de la región una visión general optimista sobre el desarrollo de la economía nacional y una percepción de estancamiento en la productividad regional, aunque con tendencia al optimismo.

La medición trimestral es elaborada por el Centro de Estudios Territoriales y Económicos
de Tarapacá (CETE) y percibe e interpreta en forma técnica las opiniones de empresarios y emprendedores locales, con lo cual logra generar observaciones que otros modelos y datos agregados no incorporan.

El Índice ICE obtenido para el tercer trimestre julio-septiembre del 2013, aparece con 36.86 de confianza, un aumento considerable en relación al trimestre anterior, cuando apenas se empinó en un 21.5.

La encuesta fue tomada en terreno entre el 1 agosto y 2 de septiembre del 2013, mediante entrevistas personales a empresarios establecidos de los principales centros comerciales de la ciudad y a partir de la nómina de empresas vigentes en la Asociación de Industriales de Iquique.

Asimismo la medición pidió a los empresarios locales hacer una evaluación a la situación económica por medio de una nota de 1 a 7. Los resultados demostraron que los emprendedores locales evalúa mejor la situación económica de la región que la del país. Los datos fueron los siguientes: El empresariado regional evalúa la situación económica regional con 5,07, en tanto a la situación económica nacional la evalúa con 4.74

“En ambos casos, existe una aprobación prudente”, comentó el profesional del CETE y especialista en emprendimiento, Fernando Rosales Bravo, director del estudio, quien advirtió sin embargo que  –a la luz de este indicador–  se nota un cambio en la expectativa de la región, considerando un aumento en la percepción de mejoramiento de la situación económica regional, disminuyendo la percepción de empeoramiento y de estabilidad, manifestando con esto un optimismo en relación a las expectativas de la economía regional para los próximos tres meses.

Rosales Bravo comentó por otra parte que en general, se puede apreciar un aumento en las expectativas de las variables que influyen en el comportamiento económico del negocio. En este punto  –dijo el especialista–  los empresarios visualizan una mejora en las percepciones de aumento del número de trabajadores a contratar, aumento en los niveles de venta y, por sobre todo, un aumento en los precios de las materias primas.

 

Aumento de Competencias

 

Según los empresarios locales otro de los puntos relevantes en los condicionantes actuales de la economía regional están marcados específicamente por un aumento de la competencia (31%), seguida por las dificultades de financiamiento (15%) y luego por la escasez de mano de obra especializada (13%).

Los demás factores están igualados generando una distribución homogénea. El factor con menos puntuación lo posee el costo del Agua potable (3%), requiriendo un grado de análisis más profundo para su entendimiento, considerando en parte el tipo de empresas que se encuentran establecidas en la región.

El comportamiento del ICE Tarapacá en lo que va corrido el año está cerrando el 2013 con buenas cifras, considerando que la primera medición, que auscultó el trimestre enero – marzo, alcanzó a empinarse en los 31,67 puntos, para caer en el trimestre siguiente a 21.5 puntos y luego recuperar al alza en el tercer trimestre, cuando la percepción del comportamiento económico, logró escalar a los 36.86, muy superior a los trimestres anteriores.

“Esto se debe a que, internacionalmente, se ha visualizado una mejora en las economías afectadas por la crisis financiera del año 2012 en la Zona Euro, logrando un repunte a nivel global”, explicó Fernando Rosales.

El Ingeniero Civil, investigador del CETE advirtió sin embargo que “la crisis del Medio Oriente ha generado una volatilidad de los precios del petróleo, marcado un alza en los últimos tiempos de acuerdo a lo observado a nivel internacional”.

A su vez, la confianza de los empresarios se ha fortalecido, después de un periodo de incertidumbre que giró en torno a la economía de China y su efecto en el precio del cobre, principalmente, pero de acuerdo a las estimaciones, el precio debería estar dentro del orden de los $3 US/lb de cobre bruto. “Lo que se encuentra en incertidumbre aún, es el retiro de los estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal (FED) de EEUU, lo que ha generado volatilidad en los mercados y por ende en el tipo de cambio, variable clave para los negocios de Zona Franca”, expresó Rosales.