Edición Cero

El juez de Policía Local de Alto Hospicio, Pietro Cordano, quien acompañado de personal de Carabineros, cotejó en terreno los procedimientos para controlar e...

juez 2El juez de Policía Local de Alto Hospicio, Pietro Cordano, quien acompañado de personal de Carabineros, cotejó en terreno los procedimientos para controlar e infraccionar a quienes no cumplen con la restricción de velocidad en zona urbana, dando un nuevo aire a la función de los magistrados de Policía Local.

En plena Ruta 16, el juez junto a efectivos de la Tercera Comisaría fiscalizaron los límites de velocidad y el cumplimiento de las normativas de tránsito por parte de los conductores. “Llevamos a cabo un operativo junto con Carabineros para conocer el procedimiento que adoptan para controlar el exceso de velocidad. Además, permite observar en terreno que se respeten las disposiciones del tránsito y ser testigo presencial del curso de infracciones y ayudar a educar a los conductores”, expreso el magistrado.

En la oportunidad, el juez Cordano, estuvo en todo momento acompañando del personal policial y tomó nota de cada una de las infracciones cursadas, registrando en un cuaderno cada patente de los vehículos que no respetaban la señal que advierte que no se debe exceder los 60 kilómetros por hora en el sector.

“Estos procedimientos permiten educar a la gente y a la vez, que vean que uno se involucra con los procedimientos y no sólo permanece en su oficina. Mi política de trabajo es siempre fiscalizar en terreno y constatar el cumplimiento de las normas”, puntualizó Cordano.

El magistrado indicó que ésta no será la única ocasión que salga a la calle a ver cómo se aplica la ley,ya tiene en carpeta nuevos operativos. “Hoy fue fiscalizar el exceso de velocidad, pero mañana será el uso de luces en la ruta u otro procedimiento, porque estamos por realizar varios operativos mensuales”, aseveró el juez de Alto Hospicio.

Fuera de ello, indicó que se encuentra realizando coordinaciones con la fiscalía para controlar la conducción en estado de ebriedad. “Queremos fiscalizar esto, tanto como infracción y delito”, puntualizó.