Edición Cero

Prensa Fosis Tarapacá / Liliana Choque utiliza hace diez años la harina de quínoa, como insumo base de sus alfajores, queques, roscas y una... La historia de una emprendedora exitosa, en Pozo Almonte

Prensa Fosis Tarapacá / Liliana Choque utiliza hace diez años la harina de quínoa, como insumo base de sus alfajores, queques, roscas y una gran variedad de otros alimentos dulces. Ella, participa en la última etapa del concurso junto a representantes de otras regiones del país.

Uno de los alimentos más utilizados por las civilizaciones precolombinas en el altiplano, era la quínoa. Este cereal contiene los 8 aminoácidos necesarios por nuestro cuerpo Y hasta el día de hoy es parte de la comida tradicional de los poblados Aimaras. Es este el insumo base de los dulces que produce Liliana Choque, en su emprendimiento que lleva por nombre “Alwa Gourmet”.

“Hace diez años que trabajo la harina de quínoa, la que me manda mi padre desde la comuna de Colchane, y la utilizo porque es mucho más sana, contiene una cantidad esencial de nutrientes y porque, a la vez, estoy ayudando a preservar las tradiciones de nuestro pueblo” señala Liliana, quien vive en la comuna de Pozo Almonte, de la Región de Tarapacá, donde ofrece sus deliciosos dulces a toda la comunidad.

El emprendimiento de Liliana comenzó como una forma de ayudar a su familia y salir adelante junto a sus cuatro hijos, ya que su esposo sufre una enfermedad que le impide realizar labores exigentes, por lo que es este emprendimiento el sustento base de su economía familiar. Es así como aprovechó las tradiciones y los conocimientos de sus ancestros, y de la mano del FOSIS inició el negocio de los dulces en base a la quínoa hace ya diez años.

Liliana comenta que “lo que más quiero es poder arreglar y hacer que crezca mi negocio, poder comprar maquinaria y, principalmente, solicitar la carta nutricional de mis productos para poder agregarla en el envase de cada uno de ellos. De esta forma, toda la gente que los consume sabrá lo bueno que es comer estos dulces de quínoa”.

Cachitos con manjar, alfajores, queques, roscas y galletas son parte de la gran cantidad de productos que ofrece Liliana en la región, y que espera poder exportar hacia otras ciudades del país, para que así más personas puedan conocer la quínoa, uno de los alimentos más tradicionales del altiplano chileno.

Quienes quieran apoyar el emprendimiento regional, pueden hacerlo votando a través de la sección de economía del sitio www.emol.com, hasta el 6 de enero, día en que finaliza la recolección de votos. De esa forma, Liliana será premiada con un aporte para rediseñar y hacer crecer su negocio, siendo reconocida además como la Emprendedora FOSIS del año.