Edición Cero

Cambio 21 / Por Javier Insulza.- Un año más se va y resumir los conflictos de interés que se han producido en el gobierno durante... El top 5 de los conflictos de interés en el año 2012 en el Gobierno de Sebastián Piñera

Cambio 21 / Por Javier Insulza.- Un año más se va y resumir los conflictos de interés que se han producido en el gobierno durante este período nos trae nuevas sorpresas. Cambio21 seleccionó los principales cinco detectados en los últimos doce meses, además de incluir un pequeño bonustrack recordatorio del acumulado en tres años.

Un año más se va y resumir los conflictos de interés que se han producido en el gobierno durante este período nos trae nuevas sorpresas. Cambio21 seleccionó los principales cinco detectados en los últimos doce meses, además de incluir un pequeño bonustrack recordatorio del acumulado en tres años.

El presidente de la DC, Ignacio Walker, no se manifiesta esperanzado en que este tipo de situaciones dejen de existir en lo que le queda a este gobierno. «El conflicto entre el interés público y el privado ha estado desde el día uno en este Gobierno. La República es la clara línea divisoria en lo público y lo privado» (…) «Cuando se transgrede o se traspasa ese límite, surge este conflicto de interés que ha sido desgraciadamente algo bastante recurrente».

Por su parte, el presidente del PS, Osvaldo Andrade, dice que, «a este Gobierno le queda todavía un año de gestión. Yo no me atrevería a ser tan benevolente como para creer que esto no volverá a ocurrir. En mi opinión, este Gobierno nunca ha entendido esto, nunca se ha hecho cargo y en consecuencia van a seguir ocurriendo estas cosas. Me temo que así a va a ser», recalca.

 TOP FIVE 2012

De Solminihac, el litio y Soquimich

En cuanto fue investido como ministro de Minería saltaron las dudas sobre un posible conflicto deinterés por parte de Hernán De Solminhiac. Sin embargo, el gobierno no escuchó y lo mantuvo. Él mismo dijo entonces que «sé enfrentar con mucha transparencia mi trabajo y así se va a hacer en este caso. En cada momento me abstendré mientras sea oportuno».
Pues bien, no pasó mucho tiempo cuando se suscitó el problema. Su hermano Patricio es el subgerente general de la minera no metálica y principal productora de litio del país, SQM, y como tal optaron a una licitación estatal que se realizó y en la cual las autoridades que representaban al Estado eran precisamente el ministro y subsecretario del ramo.

 El secretario de Estado aseguró múltiples veces que él no tenía nada que ver con la licitación del litio con frases como la aparecida en Diario Financiero en relación a que, «le doy la tranquilidad (a la gente) de que me he desligado completamente. No he participado en el diseño ni en la elaboración de esta política pública del litio, así que hay una tranquilidad enorme en ese sentido y que siga adelante el proceso como lo ha diseñado el gobierno».

El resultado hizo que sus palabras resultaran poco creíbles. Aunque las empresas que participaron fueron tres, la que se «ganó» el concurso fue justamente SQM. Los cuestionamientos no tardaron en llegar y cuando comenzaron a amainar el tema lo reflotó el mismo ministerio al constatar que la minera no cumplía los requisitos legales que se solicitaban. Esto, por tener juicios pendientes con el Estado.

 El hecho le costó el puesto al subsecretario de minería, Pablo Wagner, quien debió dar la cara por los errores de la repartición. De cualquier forma, quedó en el ambiente que los conflictos de interés de Hernán De Solminihac jugaron un rol preponderante en la adjudicación del contrato fallido a SQM.

Inhabilitación de Benítez por Punta Alcalde

Todo parecía tranquilo en lo relativo a temas de medio ambiente y se suponía que las preocupaciones de la repartición estaban concentradas sólo en la creación de los Tribunales Ambientales. Sin embargo, el rechazo a Punta Alcalde y su posterior anuncio de apelación hizo cambiar el foco de los temas de las autoridades.

En cuanto se dio a conocer que Endesa apelaría el fallo se produjo una incomodidad en el sector. Pocos días después la ministra del ramo, María Ignacia Benítez, salió a decir que ella se inhabilitaría en esta causa. La razón: su previa participación en un estudio de impacto ambiental correspondiente a una etapa previa.

El anuncio de la ministra fue bien valorado, sin embargo, trajo de regreso los temas de conflictos de interés, pues quien terminará presidiendo la comisión encargada de la apelación será su subsecretario, Ricardo Irarrázabal. El consejo está compuesto, además, por los ministros de Agricultura, de Hacienda, de Salud, de Economía, de Fomento y Reconstrucción, de Energía, de Obras Públicas, de Vivienda y Urbanismo, de Transportes y Telecomunicaciones, de Minería y de Planificación.

Mayol: De parte a contraparte

Pese a que el ministro de Agricultura, Luis Mayol, llegó al cargo a fines del año pasado, bien vale ponerlo como uno de los conflictos de interés de 2012.

En su minuto la senadora DC Ximena Rincón acusó el conflicto que traía el sólo hecho de que el nuevo ministro fuese el mismo que se sentaba hasta el día antes como presidente de los agricultores. Pero una vez más el gobierno hizo oídos sordos.

El tema es que Mayol tuvo en 2012 conflictos de interés no sólo por ser presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), sino también porque es uno de los principales accionistas de Copeval y socio mayoritario de la sociedad Viña Selentia Ltda.

El tema de Copeval cobra absoluta relevancia por el conflicto que se presentó con el precio del maíz a mediados de año, puesto que la empresa de Mayol fue una de las principales beneficiadas con la decisión que tomó su cartera.

Ribera y los cargos del Hogar de Cristo

«Existe una discusión soterrada si la gente que ejerce cargos públicos debe o no debe tener intereses en el mundo privado. Yo quiero decir rotunda y claramente que no le hace bien al país que vayamos a buscar los ministros debajo de los puentes o entre los que se han dedicado profesionalmente a la política. Le hace muy bien al país que quienes estamos en actividades públicas ojalá no hayamos pelado la breva y sepamos de actividades privadas». Esa fue la frase del entonces ministro de Justicia, Teodoro Ribera, que terminó por apurar su salida del gabinete a raíz de su participación en el escándalo del Consejo Nacional de Acreditaciones (CNA) y su vinculación con el principal involucrado en los hechos, Luis Eugenio Díaz, a quien el también ex rector de la Universidad Autónoma contrató en el ministerio.

Y más allá de la supuesta mala fe existente a la que aludió Ribera, lo cierto es que su paso por la Universidad Autónoma y su rol como ministro de Justicia volvieron a poner el tema del conflicto de interés en el tapete.

El abogado de Cencosud

En otra de sus fallidas designaciones, el Gobierno presentó al nuevo director del Sernac, Juan José Ossa, quien no habría dado cuenta al Gobierno de su pasado como abogado de Cencosud.

Lo singular del caso es que Ossa Santa Cruz era el abogado de los supermercados Jumbo en contra del propio Sernac, por los abusos que cometió esta empresa de propiedad de Horst Paulmann al aumentar unilateralmente las comisiones en la tarjeta Jumbo Más.

 El nuevo director del Sernac trabajaba en el estudio de Felipe Bulnes, ex ministro de Justicia y de Educación.

¿El Ministro del retail?

En abril de 2010 se armó una polémica en la que el diputado DC Gabriel Ascencio pidió que se citara a declarar ante la justicia al entonces recién asumido ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, por participar en el directorio de Falabella en la época que se producía el caso «Tottus de Colina».

Lo cierto es que casi tres años después el canciller lidera la defensa de Chile ante La Haya por la demanda peruana y llama la atención que ésta se ha hecho al alero de las permanentes mejoras comerciales entre ambos países. En la oposición dicen que surge la válida duda frente a que el ministro haya privilegiado a los retail, de los cuales formó parte antes de entrar al Gobierno. «Eso también sería conflicto de interés», dicen.

 MAS CONFLICTOS DE ESTE GOBIERNO

Los hechos que se mencionan en este artículo están lejos de ser aislados. He aquí algunos de los casos antiguos más memorables de conflictos de interés durante la administración de Sebastián Piñera.

Piñera: Cómo no comenzar con el mismísimo mandatario. Previo a asumir su cargo estuvo en el peak de la polémica por no cumplir con su promesa de deshacerse de sus acciones en Colo Colo, Chilevisión y Clínica Las Condes. Por si fuera poco, ya en el cargo el presidente ha sido cuestionado por su relación con el proyecto energético Isla Riesco.

Gabriel Ruiz Tagle: Aunque dejó la presidencia de Blanco y Negro S.A. (la sociedad controladora de Colo Colo), el subsecretario de Deportes siguió siendo su accionista mayoritario hasta que la Contraloría General de la República lo obligó a decidir al inhabilitarlo a tomar decisiones sobre el fútbol mientras siguiera controlando el club de Pedreros. El funcionario se resistió hasta la última instancia antes de enajenar su participación accionaria.

 Fernando Echeverría: En julio de 2011 el entonces intendente Metropolitano fue invitado a hacerse cargo del ministerio de Energía. Tres días después fue despedido, porque sus empresas estaban relacionadas con la construcción de centrales eléctricas.

Laurence Golborne: El hoy precandidato presidencial era el ministro de Obras Públicas cuando el Centro Comercial Costanera Center, de propiedad de Horst Paulmann y Cencosud, para los que trabajó como gerente general por seis años, pedía los permisos de funcionamiento.

Joaquín Lavín: Entre los más bullados está el caso del ex ministro de Educación Joaquín Lavín y su vínculo con la Universidad del Desarrollo, provocando gran polémica en medio del conflicto estudiantil.

Andrés Iacobelli: El caso del ex subsecretario de Vivienda tuvo que ver con peticiones que su esposa habría efectuado para que el Serviu acelerara el pago por unos terrenos que sus abuelos vendieron en Puente Alto y que fueron destinados a la construcción de casas sociales. La gestión se habría hecho a través del jefe de gabinete de su marido subsecretario.

Ena von Baer y las semillas: La ex vocera de gobierno es propietaria del 15 por ciento de la empresa Semillas Baer, de la cual es accionista mayoritario su padre, Erik von Baer. Situación que influyó para la investigación de supuesto conflicto de interés ante la adhesión de Chile al Convenio Internacional Para las Obtenciones Vegetales o convenio sobre semillas, mejor conocido como UPOV 91. El padre de la actual senadora recibió el derecho exclusivo a la comercialización de ciertas semillas modificadas.

 ¿Qué son y cómo se dan los conflictos de interés?

Conflictos de interés. ¿A qué se refiere este término, que en este último tiempo se ha vuelvo recurrente? Pues bien, es la contraposición de intereses particulares con el general, regulado por el artículo 54 de la Ley 19.653 sobre probidad administrativa aplicable a los órganos de la administración del Estado.

Un funcionario público debe velar por el interés general, pero en ocasiones puede tener que tomar decisiones que afectan intereses personales y que se contraponen al público. En ese momento existe un conflicto de interés.

Aun cuando las decisiones en el ejercicio público sean las correctas, la sola existencia de intereses particulares en el ámbito de decisión puede afectar la reputación y la confianza que se tiene en la institución.