Edición Cero

Once mil millones de pesos invertirá la Dirección de Aeropuertos, DAP, para subsanar brechas de normalización del terminal aéreo de Iquique, con lo que... Durante el 2013 mejorarán pista de aterrizaje del Aeropuerto Diego Aracena

Once mil millones de pesos invertirá la Dirección de Aeropuertos, DAP, para subsanar brechas de normalización del terminal aéreo de Iquique, con lo que se contribuye en mejorar las condiciones de seguridad de las operaciones aéreas.

Los trabajos en su primera etapa consisten en el perfeccionamiento de la pista de aterrizaje, incrementando la resistencia de sus márgenes o extremos y la nivelación de su franja para reducir al mínimo los peligros. También se ejecutarán labores de ensanche, optimización de los márgenes y de las curvas de la calle de rodaje (costado de la pista). Y además, se realizará la ampliación de la plataforma y mejoras en el cerco perimetral.

Las labores comenzarán el año 2013 y finiquitarán el 2016, respecto a ello el seremi(s) de Obras Públicas, Vladimir Sciaraffia acotó que “las obras tardarán 4 años debido a que el aeropuerto no tiene una pista alternativa, en consecuencia la pista debe mantener su funcionamiento y además esta pista debe estar 100% operativa durante la operación semilla (marzo a mayo), debido a esto que la DAP realizó un estudio de manera de contar con un esquema de trabajo que permita tener operativo el aeropuerto poder atender la operación semilla y realizar los trabajos”.

A su vez, Jorge Ibañez, miembro de la DGAC y jefe del Aeropuerto Diego Aracena, señaló que “todos los años recibimos una gran cantidad de aviones cargueros con la Operación Semilla como el boenig 747, que obviamente van deteriorando con su uso la pista y lógicamente debemos continuamente mantenerlas cada cierto tiempo. Mientras se realizan los trabajos de mejoras coordinaremos con las compañías aéreas para definir acortar parte de las pistas y delimitar algún tramo como zona de aterrizaje, para permitir que en otros sectores se ejecuten los trabajos de mejoras y al mismo tiempo no parar las operaciones aéreas”.

Esta iniciativa corresponde a la Primera Etapa de la Normalización Aeroportuaria de la Red Primaria Chilena, que plantea resolver en 12 años mejoras en 13 de los 14 aeropuertos que componen la red mencionada, y que no consideran aquellas brechas incorporadas en las próximas concesiones, además donde el aeropuerto Diego Aracena tiene la tercera prioridad después de los aeropuertos de Santiago y Concepción, éste último por ser la alternativa del terminal capitalino.