Edición Cero

Junto con evidenciar fallas técnicas del proyecto de turismo “Posicionamiento de la Marca Tarapaca”, que nuevamente quedó pendiente de aprobación en el CORE, el... CORE Cámara insiste en deficiencias de proyecto turístico para Tarapacá y rechaza críticas de intendenta

Junto con evidenciar fallas técnicas del proyecto de turismo “Posicionamiento de la Marca Tarapaca”, que nuevamente quedó pendiente de aprobación en el CORE, el Consejero Regional Julio Cámara, rebatió las críticas de la intendenta Luz Ebesperger ante la no aprobación, señalando que la postura de la primera autoridad regional “revela el desconocimiento que tiene de éste, y deja en evidencia que sólo le interesa “gastar platas” para cumplir con las metas de ejecución presupuestaria”. 

Nuevamente quedó pendiente de aprobación por parte del Consejo Regional de Tarapacá, CORE, el proyecto “Posicionamiento de la Marca Tarapaca”, cuyo valor asciende a la millonaria suma de $ 2.100 millones de pesos, y que fuera presentado por SERNATUR.

La situación se debe a que existen una serie de reparos a la forma cómo fue presentado el proyecto, que comparten la mayoría de los consejeros. Entre dichos reparos dice Cámara, está, por ejemplo, su elevado costo y las inconsistencias técnicas y contradicciones en la formulación de sus requerimientos.

El Consejero Julio Cámara, quien fue la primera autoridad en dar la voz de alerta sobre este proyecto. “Se trata, a mi juicio, de una iniciativa que presenta débiles fundamentos y que no justifican una inversión que supera los 4 millones de dólares”, declara enfático el consejero.

Pero no es todo. Según su análisis, con antecedentes en la mano, señala Cámara que “se sostiene, además, en un diagnostico confuso e inconsistente, y que reitera la misma problemática del proyecto anterior, el que alcanzó un costo cercano a los 900 millones de pesos”.

A su juicio sería una “irresponsabilidad continuar entregando recursos a proyectos que no tienen resultados claros a alcanzar, y que centran el grueso de la inversión en millonarios gastos de folleteria y viajes a eventos, sin sopesar con seriedad si como ciudad y región estamos realmente preparados para hacer del turismo una actividad económica con bases sólidas y proyección al futuro”.

“Además, en materia de personal, existen evidentes contradicciones, porque se piden 144 millones de pesos para contratación de profesionales por los dos años de ejecución del proyecto, pero, al mismo tiempo, el director de SERNATUR despide a funcionarios calificados y con experiencia en el área, lo que me parece un despilfarro de capital humano muy necesario de conservar en el sector público, brindándoles condiciones de estabilidad”.

Julio Cámara señala que como consejeros están verdaderamente interesados en potenciar el turismo, y que para ello se debiera articular a la mayor brevedad una estrategia regional de turismo.

Esta estrategia debiera incorporar, dice Cámara, “objetivos a corto, mediano y largo plazo, que tenga en cuenta no solo la promoción de nuestra región en el país y en el exterior, sino también en cómo mejoramos nuestra casa para recibir y atender como corresponde a quienes nos visitan”.

Y concluye: «Pero, estas razones resultan, al parecer, incomprensibles para la intendenta regional, quien al criticar la demora en aprobar  dicho millonario proyecto, revela el desconocimiento que tiene de él, y deja en evidencia que solo le interesa “gastar platas” para cumplir con las metas de ejecución presupuestaria.