Edición Cero

Prensa Fiscalía Iqquique / Pese a la dificultades que hubo en el juicio oral para que se presentaran y declararan testigos de los hechos,... A siete años condena a dos acusados por homicidio de colombiano ocurrido en el “Dragón Rojo”

Prensa Fiscalía Iqquique / Pese a la dificultades que hubo en el juicio oral para que se presentaran y declararan testigos de los hechos, debido a las amenazas recibidas; la Fiscalía logró la condena de dos acusados por el homicidio del ciudadano colombiano Jimmy Sánchez Cundumi, ocurrido en agosto del año pasado, al interior del bar “Dragón Rojo”, donde la víctima trabajaba como guardia de seguridad. Los condenados deberán cumplir las penas efectivas de 7 años de presidio.

De acuerdo a lo acreditado en el juicio oral, el 7 de agosto de 2011, aproximadamente a las 02:00 de la madrugada, los acusados Cristián Bustillos Sepúlveda (conocido como “Comadreja”) y Franco Díaz Vásquez (alias “Zarpao”), junto a un tercer individuo no identificado, ingresaron al bar Dragón Rojo, ubicado en calle Tarapacá de Iquique, y una vez en su interior, procedieron a agredir en el baño a la víctima, quien cumplía funciones como guardia, logrando reducirlo en el suelo. En este contexto, mientras Díaz Vásquez y el sujeto no identificado lo sujetaban de pies y manos, Bustillos Sepúlveda le disparó con un revólver marca Taurus calibre .38 en la zona abdominal, falleciendo posteriormente.

Durante el juicio, las fiscales Tania Sironvalle y Patricia González presentaron los testimonios de testigos de los hechos y de los funcionarios de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones que participaron en la detención de los acusados, además del médico legal que realizó la autopsia confirmando la causa de la muerte.

La fiscal Sironvalle explicó que el juicio fue especialmente complicado, ya que algunos testigos no llegaron al tribunal y otros debieron ser llevados con orden de detención, ya que existieron amenazas para que no declararan.

Si bien la Fiscalía había acusado por el delito de homicidio calificado, el Tribunal Oral en lo Penal resolvió condenar a Cristián Bustillos Sepúlveda y Franco Díaz Vásquez como autores del delito de homicidio simple, a las penas de 7 años de presidio mayor en su grado mínimo.