Edición Cero

Cambio 21/El ministro de Educación, Harald Beyer, aseguró que su cartera brindará “todo el apoyo necesario” para que los alumnos de la Universidad del... Ministro de Educación tras petición de cierre de U. del Mar asegura que apoyaran a los alumnos

Cambio 21/El ministro de Educación, Harald Beyer, aseguró que su cartera brindará “todo el apoyo necesario” para que los alumnos de la Universidad del Mar puedan completar sus estudios, en caso de que el Consejo Nacional de Educación (CNED) acoja la petición del ministerio de cerrar el plantel, debido a una irregularidades financieras y administrativas.

Tras una auditoría que se extendió por casi cinco meses, el ministro Beyer envió un oficio al CNED solicitándole aplicar la máxima sanción para la universidad, luego de que los fiscalizadores constataran que ésta no cumplía sus estatutos y confirmaran un “abandono” del proyecto universitario.

Frente a la incertidumbre que la medida pueda generar entre los 16 mil estudiantes del plantel, garantizó que entregarán todo el apoyo a los estudiantes durante el proceso, para permitir que éstos puedan titularse o trasladarse a otras instituciones.

Por ello, afirmó que “nuestro interés son los estudiantes, no las instituciones. Vamos a prestar todo el apoyo necesario para que los alumnos que se están titulando puedan titularse y quienes se quieran cambiar, los vamos a apoyar en el traslado”.

En esa línea, recordó que la semana pasada el ministerio ya envió un oficio a la Universidad del Mar pidiéndole que facilite los trámites para el traslado de los estudiantes que así lo soliciten y que no apliquen prácticas ni cobros abusivos cuando los alumnos requieran documentos para ese fin.

Además Beyer defendió la decisión del ministerio de pedir el cierre de la universidad, afirmando que “tenemos el convencimiento que corresponde la cancelación de la personalidad jurídica de esta institución, debido a infracciones graves de sus estatutos”. Añadió que “lo que estamos haciendo es satisfaciendo la legislación vigente (ya que) hay un quebrantamiento grave de los estatutos de la institución”.

Respecto del proceso que viene, detalló ahora corresponde que el CNED analice los argumentos tanto del ministerio como de la universidad y luego decida si acoge o no la petición de cierre.

“El Consejo Nacional de Educación, para efectos prácticos, actúa como un tribunal, eso significa que tiene que escuchar primero a todas las partes y decidir sobre la base de los distintos antecedentes si el Ministerio de Educación está en lo correcto en su petición”, indicó. Precisó que para realizar este análisis, la entidad “no tiene un plazo definido en la ley, (sino que) tiene que tomarse el tiempo que estime conveniente”.

Aclaró además que en caso de que acoja la solicitud, el cierre de la institución será “gradual” y en la práctica significará que no podrá seguir recibiendo nuevos alumnos, pero que deberá seguir preparando a los estudiantes actuales hasta su titulación. “La universidad no puede aceptar nuevos alumnos y va a ir desapareciendo gradualmente”, explicó.

Irregularidades

Recordemos que entre las irregularidades detectadas en la Universidad del Mar por los fiscalizadores del ministerio se encuentra que, pese a tener autoridades centrales, las distintas sedes toman sus propias decisiones y funcionan de forma diferente. A esto se suma que en la mayoría de las carreras de salud -que son el 44% de la matrícula- no hay campos clínicos suficientes, laboratorios, bibliografía ni los docentes necesarios. También se detectaron dos académicos que ostentaban títulos de médico cuando no lo eran y se comprobó que la elección de la nueva junta directiva no fue válida.

La situación en la universidad estalló en mayo pasado, cuando el entonces rector Raúl Urrutia renunció a su cargo, acusando presiones para pagar arriendos a inmobiliarias en lugar de los sueldos de los profesores. Actualmente, el Ministerio Público investiga al plantel por estafa, eventual lucro, cohecho y negociación incompatible a raíz de un contrato firmado entre el ex presidente de la Comisión Nacional de Acreditación, Eugenio Díaz, y el plantel.