Edición Cero

Comunicaciones Sremi Salud/La existencia de un ciclo de transmisión de la Enfermedad de Chagas en canes de las caletas del sur de la provincia... Estudio detecta presencia de Chagas en perros de caletas de Iquique

Comunicaciones Sremi Salud/La existencia de un ciclo de transmisión de la Enfermedad de Chagas en canes de las caletas del sur de la provincia de Iquique, fue una de las conclusiones arrojadas por el estudio “Evaluación del Riesgo de Transmisión Vectorial de Enfermedad de Chagas por Triatominos Silvestres”, realizado por la Unidad de Zoonosis, de la División de Políticas Públicas Saludables y Promoción de la Subsecretaría de Salud Pública, la Seremi de Salud Tarapacá y la Sección de Parasitología del Instituto de Salud Pública.

Los resultados de la investigación realizada en el mes de junio, en las caletas San Marcos y Río Seco fueron entregados por el seremi de Salud de Tarapacá, Manuel Fernández y los representantes de la Subsecretaría de Salud Pública y del Instituto de Salud Pública, a las autoridades regionales pertinentes y posteriormente socializados con los habitantes de los sectores que participaron del estudio, en una visita en terreno.

Christián González y Carolina Reyes, profesionales del Instituto de Salud Pública, explicaron que tras la toma de muestras a los habitantes de las caletas y sus mascotas y el análisis realizado por el ISP, se pudo concluir que en el área estudiada, no se detectaron personas positivas. Sin embargo, se registró la existencia de un ciclo de transmisión de la Enfermedad de Chagas a las mascotas, principalmente perros.

Los profesionales agregaron que el hecho que exista presencia de la enfermedad en los animales implica que los vectores están transmitiendo el chagas, y que con ello existen probabilidades que la población humana se contagie al cohabitar con el vector transmisor de la enfermedad de chagas, que vive en la zona costera, destacando que los caninos no nos transmiten la enfermedad, por lo cual no representan un peligro para los humanos en este caso.

Recomendaciones

El seremi de Salud de Tarapacá, Manuel Fernández, precisó que si bien los resultados del estudio indican que debemos estar atentos a cualquier sospecha de contagio, la situación no constituye un riesgo inminente, no obstante se deben tomar medidas de precaución para evitar picaduras.

“Mantener el orden y limpieza en las casas es una buena medida para evitar que la v¡nchuca ingrese a los hogares, ya que si bien la vinchuca costera es silvestre, si en las casas hay condiciones para guarecerse, es muy probable que el insecto ingrese, con lo que aumenta la posibilidad de picaduras”, advirtió el seremi.

La encargada de la Unidad de Zoonosis de la Seremi de Salud de Tarapacá, Karen Rodríguez, agregó que no es raro ver vinchucas en la zona costera, pero lo interesante del estudio es que se confirma que estas especies también transmiten la enfermedad de chagas.

En este escenario, recomendó a los habitantes de las caletas costeras que frente al hallazgo de ejemplares, se debe hacer llegar el ejemplar a la posta de salud de la localidad o directamente a la Seremi de Salud, para los análisis correspondientes, que permitan corroborar o descartar que sea una vinchuca portadora y transmisora  de la enfermedad. De igual forma, se debe informar al centro de salud más cercano de las sospechas de picaduras, para tomar las medidas correspondientes.

Cabe mencionar que la vinchuca costera corresponde a la especie denominada Mepraia gajardoi, que habita en las costas donde hay roqueríos, lo que le permite guarecerse. La transmisión de la enfermedad no es a partir de la picadura, sino que a través de las heces de la vinchuca que pudieran entrar en contacto con el torrente sanguíneo de quien recibe la picadura, al momento de rascarse. En este sentido, para quien sospeche haber sido picado por una vinchuca, se recomienda evitar rascarse, poner hielo en la herida y concurrir a un médico.