Edición Cero

LaNacion / Un estilo de vida “nocturno”, la acusación constitucional presentada por la UDI en su contra, la persecución contra “El Libro Negro de... Servando Jordán: La controvertida hoja de vida del fallecido Supremo

LaNacion / Un estilo de vida “nocturno”, la acusación constitucional presentada por la UDI en su contra, la persecución contra “El Libro Negro de la Justicia Chilena”, y una polémica familiar en sus últimos días fueron algunos de los episodios que marcaron a fuego la vida del multifacético magistrado.

Servando Jordán fue una de las figuras más controvertidas del Poder Judicial. El supremo fallecido a los 85 años tuvo una trayectoria marcada por las polémicas dentro y fuera de tribunales.

Jordán fue elegido en 1996 para conducir el Poder Judicial, en una reñida votación de sus pares que se hizo en secreto y  no por el tradicional procedimiento de la mano alzada.

Su período al mando del máximo tribunal fue desgastante, marcada por una acusación constitucionalpresentada en su contra por la UDI.

El gremialismo, a través del entonces diputado Carlos Bombal, arremetió contra el magistrado debido a irregularidades asociadas con casos de narcotráfico y lavado de dinero, en el proceso  iniciado por el CDE en contra de Mario Silva Leiva, el “Cabro Carrera”.  En esta controversia, también pesó en su contra su rol en la libertad otorgada al  narcotraficante colombiano Luis Correa Ramírez. Finalmente, el requerimiento fue rechazado en el Congreso, pero Jordán quedó debilitado.

POLÉMICAS CON LA PRENSA

En su período que culminó el 5 de enero de 1998, Jordán también se enfrascó en duras polémicas con la prensa. Tuvo serios encontrones con El Mercurio, y presentó requerimientos judiciales contra el ex director de La Tercera y actual panelista de “Tolerancia Cero”, Fernando Paulsen, y el periodista José Ale. Ambos pasaron una noche encarcelados hasta que fueron dejados en libertad bajo fianza.

El ministro arremetió contra la periodista Alejandra Matus por sus referencias en “El Libro Negro de la Justicia Chilena”, que le dedica varias pasajes, e incluso un capítulo, al “descarriado Jordán”.  En esa ocasión, el supremo determinó que el libro vulneraba la Ley de Seguridad Interior del Estado, y consiguió la incautación de la obra a horas de ser puesto a la venta.

También apeló a la misma figura en la querella que interpuso contra Rafael Gumucio y Paula Coddou, por un artículo en la revista Cosas.

En abril de 2002, Jordán se acogió a jubilación tras cumplir la edad de 75 años.

EL MULTIFACÉTICO MAGISTRADO

Fuera del Palacio de los Tribunales, a Jordán se le recuerda por su carácter arisco y multifacético. “Destacó como poeta y boxeador, sin contar su afición por las motocicletas y la vida nocturna, esto último conocido a través de sus visitas a las recordadas Catacumbas 2000, hoy convertidas en El Túnel”, como recuerda el artículo “El triste final de Servando Jordán”, publicado en La Nación en 2004.

En la época de ese artículo, el otrora titular de la Suprema ya estaba retirado de la magistratura y pasaba por delicados momentos de salud, envuelto en una agria polémica familiar.

En concreto, su primogénito Marcel Jordán Duhart recurrió a la justicia interponiendo un recurso de protección en favor de su padre, y en contra de los miembros de su actual familia. A ellos acusaba demantenerlo en un estado de desnutrición, a fin de menoscabar sus facultades mentales y apropiarse de sus bienes en vida.

La figura de Jordán pasó a segundo plano hasta este sábado, cuando a través del portal del Poder Judicial se informó escuetamente sobre su fallecimiento.