Edición Cero

Guillermo Erlich, 59 años, el mayor de los cuatro iquiqueños extraviados cerca de la frontera con Bolivia, emocionado, al ver a su familia y...

Guillermo Erlich, 59 años, el mayor de los cuatro iquiqueños extraviados cerca de la frontera con Bolivia, emocionado, al ver a su familia y amigos, que lo esperaban con gran alegría en la Primera Comisaria de Carabineros de Iquique, afirmó que en éstos aciagos días “me encomendé a San Lorenzo y la Chinita”.

Desde las primeras horas de la tarde de hoy martes, decenas de familiares  y amigos de Héctor Véliz, Juan Maita, Reinaldo Pacheco y Guillermo Erlich se congregaron en la Primera Comisaría de Carabineros en una larga espera que concluyó cerca de las 19.30 horas, cuando arribaron, donde, también fueron recibidos por el intendenta de Tarapacá,  Luz Ebensperger  y el jefe de la Primera Zona de Carabineros, general Alejandro Múñoz.

En la oportunidad, el general Múñoz agradeció la confianza, la paciencia y comprensión que tuvieron los familiares de los extraviados en la capacidad y accionar de Carabineros. Precisó que éstos días se organizó un trabajo investigativo desde Iquique, coordinado con operaciones en terreno, con búsqueda tramo a tramo tanto área como terrestre, donde también se utilizó la información de las redes sociales. Además de una tercera línea investigativa, donde se constataron con el agregado de Carabineros en Bolivia, sin dejar de lado el importante conocimiento de la policía uniformada de la frontera, lo que permitió que personal del GOPE encontrará en el sector de Cariquima, en el fondo de una quebrada en Tres Cerritos.

Los cuatro hombres, de quienes se perdió el rastro el 2 de julio, luego que salieran a buscar un camión que les habían robado en la Provincia del Tamarugal. Según el relato de ellos, fueron asaltados cerca de la frontera con Bolivia, donde esta vez le robaron camioneta en la que se movilizaban. Con temperaturas hasta de 17 grados bajo cero, los iquiqueños se cobijaron en el fondo de una quebrada, donde fueron encontrados  por efectivos del GOPE de Carabineros, los que lo trasladaron hasta la mina de Collahuasi, donde se les prestó los primeros auxilios.

Recibimiento

Después del gran recibimiento que tuvieron en la Primera Comisaria de Carabineros de Iquique, donde se pudo constatar que tenían un gran  estado físico, abrazaron a familiares y amigos y agradecieron a Carabineros y las autoridades por la labor realizada en la búsqueda.

En la oportunidad, el general Múñoz recomendó que se debe dejar a la policía realizar la labor de búsqueda  de los vehículos robados, donde tienen un porcentaje importante de recuperación en la zona, como en el resto del país.

En el emotivo recibimiento, la intendenta Ebensperger agredió a Dios, a la Virgen y Carabineros “por tener a estos cuatro chicos acá con ustedes”. También, destacó la perseverancia de las familias que lucharon y no perdieron la fe.

Después de saludar y abrazar a familiares y amigos volvieron a ser sometidos a exámenes médicos para después poder reunirse definitivamente con sus familiares en sus hogares.