Edición Cero

Tras visitar las localidades de Limaxiña, Sibaya y Pachica, la intendente Luz Ebensperger en compañía del alcalde de la comuna de Huara, Carlos Silva,... Reconstrucción y empleos de emergencia para comunas damnificadas parten esta semana

Tras visitar las localidades de Limaxiña, Sibaya y Pachica, la intendente Luz Ebensperger en compañía del alcalde de la comuna de Huara, Carlos Silva, anunció que en los próximos días de iniciará la reconstrucción en los pueblos afectados por la lluvia. Esta semana también se pondrán en marcha el Programa de Empleos de Emergencia gracias a la inyección de 100 millones de pesos por comuna afectada.

Ambas autoridades conversaron con los pobladores de las localidades afectadas para plantearles los planes de reconstrucción y ayuda a las familias que perdieron viviendas y su fuente de trabajo agrícola.

La intendenta explicó que es la Subdere – mediante los Programas de Mejoramiento Urbano, PMU – la que inyectará los recursos a los municipios de Camiña, Huara, Pica y Pozo Almonte para poner en marcha durante esta semana los Empleos de Emergencia. Serán alrededor de 100 millones de pesos para cada comuna que se dividen en un plan de mano obra dedicado a la “Habilitación de emergencia en calles y pasajes de diversos sectores” y un segundo plan de “Obras de limpieza y retiro de escombros voluminosos por daños ocasionados en diversos sectores”.

“Esto les va a permitir no solamente trabajar sino que recibir un sueldo a una persona por cada familia, en cada pueblo afectado. Es una entrada de dinero mientras no puedan volver a dedicarse a la agricultura como ocurre con la mayoría de los pobladores de estas comunas”, señaló Ebensperger.

Además en los próximos días se constituirá el Comité Coordinador de Reconstrucción que estará compuesto por todos los servicios públicos abocados a las labores de reconstrucción de viviendas, patrimonio, rutas y terrenos agrícolas. “Todos los servicios han trabajado intensamente y en terreno para tener un catastro acabado de los reales daños de esta catástrofe. Con toda esa información ya estamos en condiciones de comenzar prontamente a levantar todas las localidades afectadas”.

Se anunció la llegada de más de 50 funcionarios del Ejército que se quedarán en los pueblos de la quebrada de Tarapacá por 72 horas en un inicio, para despejar las casas más afectadas por el barro y las rocas, así como la limpieza de las escuelas rurales y de los canales de regadío, prioridades para los pueblos del interior.

El alcalde Silva expresó que esta emergencia no es menor, “ya que venimos saliendo de un terremoto y de una reconstrucción. Sin embargo, esta vez los recursos han llegado mucho más rápido. A una semana de la emergencia podemos tener a los servicios públicos en terreno y tengo mucha esperanza en que esto saldrá mucho más pronto de lo que esperamos”.